Si te dedicas profesionalmente a la planta ornamental puedes solicitar claves de acceso para acceder a nuestro disponible de planta y tarifas.

Diseño sin título (14)

Ya tenemos nuestros rosales Taste Of Love® y comienza nuestro día a día con la planta. Como ya sabes, las rosas no solo gustan a los humanos, sino también a muchos seres vivos que resultan a veces nocivos para la salud de la planta y para nuestro consumo.

Por ello, te voy a hacer un breve resumen de lo que podemos encontrarnos y como combatirlo:

Enfermedades fúngicas:

Los rosales Taste Of Love® están destinados al consumo gastronómico.

Genéticamente se han seleccionado (entre otros aspectos) por su superior resistencia a enfermedades fúngicas.

Taste Of Love® rosas tienen buena tolerancia a hongos que les pueden atacar. No obstante en caso de infestación severa por hongos recomendamos optar por remedios naturales que no comprometan la comestibilidad de las flores de rosa.

Tratamientos preventivos y curativos ecológicos contra hongos:

  • Oídio (ceniza blanca en hojas y tallos tiernos): Diluir 1 taza de leche en 3 tazas de agua. Rociar semanalmente rosales afectados o sensibles al oídio. Otras enfermedades fúngicas: Mezclar 2 cucharitas de natrón con 1 litro de agua. Rociar los rosales cada 10 días con esta mezcla. El pH alto de esta mezcla mata a los hongos y sus esporas.
  • Black spot: Rociar las hojas con té negro frío.
  • Roya: Disolver dos pastillas de aspirina en un vaso de agua. Rociar las hojas afectadas con el liquido en repetidas ocasiones.
    Puede encontrar usted otras opciones de tratamientos ecológicos en su centro de jardinería de confianza.

Remedios contra plagas:
Los deliciosos rosales Taste Of Love® no solamente gustan a los humanos como te dije anteriormente.

En brotes tiernos de tallos y en hojas nuevas pueden aparecer ocasionalmente pulgones, orugas u otros insectos. Normalmente pronto aparecen insectos auxiliares que se alimentan de estas plagas controlando de forma natural la infestación, como pueden ser mariquitas o crisopas.

En el caso de que no se produjera un equilibrio natural, recomendamos utilizar remedios naturales que no comprometan la comestibilidad de las flores de rosa:

  • Eliminación manual de plagas
  • Control biológico de insectos auxiliares.
  • Mezcla de 50 g jabón potásico disuelto en 1 litro agua (rociar completamente todas las partes áreas afectadas).
  • Tratamientos preventivos de infusiones de hierbas aromáticas (orégano, menta, etc.).

No se presenta con mucha dificultad, ¿verdad? Así que ya puedes ponerte manos a la obra para tener tus rosales sanos y floridos como nadie.

Continuamos trabajando por tí, movidos por nuestra pasión por las plantas.

A. Mónica Martínez