Si te dedicas profesionalmente a la planta ornamental puedes solicitar claves de acceso para acceder a nuestro disponible de planta y tarifas.

Blanco Marrón Básico Foto Repostería Guía Blog Banner

¡Ya está aquí! Por fin llega la NAVIDAD a nuestras vidas, llenando de mil colores nuestros días.

Floristerías, escaparates, centros de jardinería, gardens, centros comerciales, … Todo nos invita a comprar la reina de las plantas, la Poinsettia, para compartir esos momentos especiales previos a la despedida del año y dar la bienvenida al nuevo.

Esta preciosa planta llamada euphorbia pulcherrima, es renombrada comúnmente como pascuero, poinsettia, flor de pascua o Navidad, … Según el lugar donde vivas.

Originaria de México y Guatemala, este arbusto puede alcanzar plantado en tierra de dos a tres metros de altura. En el mercado, al comprarlo en maceta de diferentes tamaños, no suele pasar del metro o metro con cuarenta de talla. Muchos productores también la trabajan en copa y están destinados principalmente a galardonar las entradas de los establecimientos.

Es un arbusto caducifolio y florece durante los meses de invierno, alcanzando su máximo esplendor en diciembre. Lo más característico de esta planta son sus hojas llamadas brácteas, que protegen una minúscula flor en la punta de las ramas. Estas brácteas son de color verde y cambian de color cuando se someten a ciclos continuos de 12 horas de luz. ¡Ahí es cuando se crea la magia!

Los colores pueden ser varios, aunque la diferencia de producción es aplastante: 80 % rojo y el resto es variado entre blanco, varios tonos de rosas, naranjas, jaspeados … El color rojo es el color de la planta original, teniendo una vida más larga y siendo mucho más resistente ante cualquier enfermedad. El resto de tonos son el resultado del trabajo de investigación consiguiendo bellos híbridos con una vida más corta y mucho más frágiles ante cualquier problema.

A la hora de elegir nuestro ejemplar, miraremos que las flores que están en la punta de las ramas estén abriendo (que no abiertas), indicando un punto de maduración menos avanzado. También observaremos que no haya ninguna rama podrida ni rota, pues lo normal es que salvo que la compres en un centro especializado, esté embolsada desde hace días acarreando problemas de humedad. Las hojas de la planta deben ser verdes. Si encuentras alguna amarilla significa que ya ha empezado a estresarse sea por riego, luz o cualquier otra condición necesaria.

Demanda unos cuidados sencillos, pero muy pocas personas logramos mantenerla viva de un año a otro. ¿Por qué?  

El problema principal radica en conseguir una burbuja cálida constante y no sobrepasarnos con el riego. ¡Vamos a por ello!

Voy a resumirte los principales cuidados:

  • La poinsettia necesita mucha LUZ. Normalmente, la ubicamos en el interior así que es necesario encontrar un lugar tranquilo, sin corrientes de aire, donde la cantidad de luz directa o indirecta sea importante.
  • Ubicación: puede adaptarse al interior y al exterior siempre que esté protegida de heladas. 
  • Temperatura: Su ideal está entre los 15-20ºC, afectándole mucho el ambiente seco, así que aléjala de la calefacción directa.
  • Riego: Yo aconsejaría poca cantidad de agua y máximo 2 veces a la semana. Siempre suelo mencionar mi truco y es que, como hablamos de una euphorbia, lo mejor es regarla cuando la turba esté seca en la superficie de la maceta (2 dedos o así), pues el exceso de agua desencadena fácilmente un problema de putrefacción. Riégala y elimina el exceso de agua del plato rápidamente. O si prefieres regarla por el plato, ponle agua y a los 15-20 minutos le limpias el plato para que quede seco.
  • Abono: Fertilizante líquido cada 10 días. ¡La mantendrás alimentada!

No es tan difícil, ¿verdad?

En Almería principalmente en zonas donde no hiela que suele ser la costa, puedes encontrarla plantada en el jardín. Cuando llega la Navidad no hace falta decorarlo. ¡La propia naturaleza ya se ocupa de ello!

Teniendo todo lo mencionado en consideración, ¿qué vamos a hacer al terminar la Navidad? Cuando acabe la Navidad y empiece a caer la hoja, significa que la flor ha madurado y como le pasa a todas las plantas, se secará. Cuando sus ramas se presenten sin hoja ni flores, vamos a podarla como a 8 ó 10 cm de la base y la seguiremos regando como cuando la compramos, con mimo y paciencia. No conseguirás una planta como la que compraste hasta noviembre o diciembre del año próximo, pero si te puedo garantizar que, si consigues que te acompañe durante todo el año, te aportará una satisfacción increíble.

Puedes probar plantarla en tierra si tienes un buen espacio para ello, protegida de las corrientes de aire y en semi-sombra. Acuérdate de que te sea fácil protegerla de las heladas del invierno y del sol intenso en verano si vives en una zona muy calurosa.

¡Te animo a que nos cuentes tu experiencia!  

Seguro que hay muchas personas que consiguen con éxito que dure su ejemplar de un invierno a otro. ¿Eres tú?

De momento, la Navidad está ya en todos los hogares y toca disfrutar de lo que nos rodea, principalmente de nuestros seres queridos.

Manteniendo nuestra pasión por las plantas durante todos los meses del año, os deseamos Felices Fiestas desde Rachelandco

A. Mónica Martínez