Si te dedicas profesionalmente a la planta ornamental puedes solicitar claves de acceso para acceder a nuestro disponible de planta y tarifas.

Rojo Foto Montaña Himalaya Escalada Blog Banner (4)

Me alegro de que te hayas animado a llevar a casa un ejemplar de nuestros rosales comestibles «Taste Of Love®.

Ahora es necesario que continúes con nuestro trabajo y lo cuides de forma adecuada, para conseguir la belleza que puede ofrecerte estos rosales lo antes posible y también, para que puedas degustar sus apetitosas y olorosas flores.

Prepárate que empezamos

PLANTACION Y ABONADO:

a) MACETA:

Elije un tiesto con un diámetro mínimo de 30cm. Utiliza turba de buena calidad mezclada con un fertilizante de liberación lenta de 3 a 6 meses. Si no optas por un abono de liberación lenta, debes abonar en temporada vegetativa (de Abril a Septiembre) cada 2 semanas con un abono liquido en el agua de riego. A la hora de trasplantar el rosal, hazlo a la misma altura que en la maceta original, ya que una plantación demasiada profunda provoca una muerte prematura del rosal por asfixia de las raíces. Un trasplante demasiado superficial causará daños por deshidratación en el sistema radicular. Realiza un riego en profundidad para asentar tu rosal.

Los rosales necesitan un sitio de pleno sol y pueden tolerar semisombra, pero no crecen a plena sombra.

b) JARDIN:

Elije un sitio de plantación bien soleado. Cava un agujero de 40 cm x 40 cm. Mezcla la tierra del suelo con algo de turba buena o compost. Añade un abono de liberación lenta. Al igual que para trasplantar en maceta y por las mismas razones, hazlo a la misma altura que la del macetero de origen. Realiza un riego en profundidad para asentar tu rosal. Si no optas por un abono de liberación lenta a la hora de la plantación, debes abonar en temporada vegetativa (Abril a Septiembre) cada 2 semanas con un abono liquido en el agua de riego.

Forma correcta de plantación de nuestro rosal

RIEGO Y PODA:

a) RIEGO:

*Rosales en tiestos: Precisan de riegos continuos durante todo el año. Desde Desde la primavera hasta el otoño, compruebe la humedad del sustrato diariamente. El sustrato debe estar húmedo al tacto, pero no encharcado.

*Rosales plantados en suelo: Precisan más riegos en profundidad durante el primer año de plantación. Estos riegos permiten que los rosales forman un sistema radicular abundante y profundo lo que beneficia el desarrollo de las plantas. En los años siguientes necesitan menos aportaciones hídricas que los rosales en tiestos.

b) PODAS:

*Poda de mantenimiento (De Mayo a Octubre): La poda de mantenimiento comprende el corte correcto de ramas para obtener el máximo número de flores en los meses de vegetación del rosal. Una vez que se hayan pasado las flores de un tallo, este debe podarse debajo de la primera o de la segunda hoja compuesta de cinco foliolos. Esta acción activa el desarrollo de una nueva yema floral en la misma rama, formando esta rama un nuevo tallo que resultará en flor. Si se realiza la poda de mantenimiento a demasiada altura, se formará un tallo ciego que no resultará en flor. Es una poda continua durante los meses de la primavera tardía, el verano y el otoño temprano.

*Poda de renovación (invierno): La poda de renovación se realiza una vez al año en los meses de invierno cuando el rosal está en parada vegetativa. Se cortan todas las ramas del rosal a un tercio de su tamaño. Los tallos que son más finos que un lápiz se descartarán completamente. Es una poda que da nueva vitalidad al rosal y hará la planta mucho más florífera en la primavera siguiente.

 

Confío en que todas estas recomendaciones te lleven al éxito de producción.

Continua atenta a nuestras redes sociales que seguiremos ayudándote con más consejos para disfrutar nuestra pasión compartida por las plantas.

A. Mónica Martínez