Logo Loading

Si te dedicas profesionalmente a la planta ornamental puedes solicitar claves de acceso para acceder a nuestro disponible de planta y tarifas.

x terraza final

¡Finales de abril!

No nos hemos dado ni cuenta y tenemos el buen tiempo encima. Es el momento de acondicionar nuestra terraza, jardín o balcón.

El año pasado ya vimos lo importante que era disponer de un espacio exterior para disfrutar al aire libre. Supuso una oportunidad para desarrollar nuestra creatividad y dar vida a esos rincones deshabitados o poco utilizados hasta el momento.

El frio invierno siempre deja huella en nuestros jardines, patios y balcones, ofreciéndonos la posibilidad de volver a plantar, reformar y redecorar estos espacios una vez suben las temperaturas. ¿Os apetece?

Tomemos aliento y empecemos a conectar con nuestra energía.

Mi primer consejo es pensar en ese lugar. ¿Necesita un poco de restauración o solo ocuparnos del jardín? ¿Qué plantas han sobrevivido al duro invierno? 

Después, os invitaría a sentaros en ese sitio una vez más y respirar.

Ese espacio, ¿para qué lo habéis utilizado y para qué deseáis utilizarlo a partir de ahora? Recordar que es una prolongación de vuestra casa, por lo que podéis aprovechar al máximo cada centímetro.

¿Qué necesitáis?

  • Sencillamente verlo bonito sin hacer vida.
  • Sentaros a leer un buen libro.
  • Conseguir relajaros.
  • Disfrutar de la bendita siesta de la tarde.
  • Realizar una zona fresca de juegos donde los niños puedan soltar su imaginación sin peligros.
  • Tomar el sol tranquilamente.
  • O, ¿por qué no? Saborear esa cervecita o preparar una buena comida en vuestros momentos de descanso.

¡Se me ocurren tantas opciones! ¡Todo depende de vosotros!

Ahora toca mirar con cariño en qué estado está ese espacio:

1.Mobiliario del que disponéis: Si hay que barnizar, pintar o directamente tenéis que comprar o reciclar alguna pieza interesante para el cambio.

A la hora de adquirir mobiliario nuevo, intentad que sea activo y funcional. Mantened el equilibrio de los colores naturales. Los tonos claros y maderas os ayudarán a conseguir espacios menos saturados y frescos. Considerar tratar las superficies antes de exponerlas al sol, si van a recibir muchas horas a la intemperie.

2. Tapizado de sillones, tumbonas, … ¿Se pueden limpiar? ¿Hay que añadir algún cojín? Si os decantáis por la compra, seleccionad bien los tejidos y colores, que sean lavables y sumen a la decoración deseada.

3. Rejas en balcones y ventanas. ¿Necesitan alguna mano de pintura o con una buena limpieza pasamos el verano?

4. Baldosas o azulejos. ¿Están bien pegados o han saltado con las bajas temperaturas?

5. Paredes: ¿Necesitan una limpieza o es conveniente invertir en pintar? ¿Habéis pensado en el juego que os daría el pegar algún vinilo? Esta opción puede dar un aire diferente a cualquier estancia, y utilizada en zonas estratégicas, os ayudarán a crear espacios muy especiales. Debéis considerar el estado de la pared donde vayáis a colocarlo y las horas de sol directo que puede recibir. Consultad en las tiendas especializadas que seguro os aconsejarán muy bien.

6. Toldos, sombrillas o quitasoles. Comprobar su estado, si están perfectamente anclados, si hay que limpiarlos, cambiarlos directamente o si es necesario añadir alguno más.

7. Alumbrado: ¿Fue suficiente el verano pasado? ¿Necesitáis alguna iluminación especial y diferente? …

Casi hemos revisado ya todo el inventario del lugar a considerar. Para no invertir por invertir, es recomendable pensar en los posibles cambios y sacar el máximo partido a ese espacio.

Llega el momento más esperado para mí, es el tiempo de escoger la vegetación, de llenar de vida y color uno de mis lugares preferidos.

La venta de la planta de temporada lleva realizándose desde enero, pero siguen sucediendo heladas en algunas zonas, por lo que muchos aún no habéis iniciado vuestra decoración.

Dependiendo del tiempo que podáis dedicar a ese jardín, de las horas de sol que van a disfrutar esas plantas y del estilo que queréis conseguir en ese diseño, podéis decantaros por mil variedades. Yo os aconsejo plantas adaptadas a vuestra zona y de bajo mantenimiento, pero el gusto por la jardinería es muy personal, así que podéis trabajar de todo:

  • Flores de temporada: dianthus, pelargoniuns, argyranthemum, dimorphotecas, … Hay mil opciones, va de gustos. ¡Los vuestros!
  • Arbustos con flores: hibiscus, rosales, dipladenias, hortensias … Elegid la que mejor se adapte a las horas de sol y cuidados disponibles.
  • Trepadoras: jazmines, bignonias, bougainvilleas, trachelospermum, … Aquí puedes encontrar maravillas que además os ayuden a hacer sombra y limiten la visión de los curiosos.
  • Aromáticas: barajad bien los aromas de estas plantas y su floración, pero ojo, pensad que según donde viváis puede agostarte la planta una vez llegue el frío. A mí personalmente me chifla tener aromáticas en mis ventanas, pues es una buena opción para aprovecharlas también en las cocinas, a la hora de preparar suculentos platos.
  • Cactus y crasas: jugad con maceteros en color natural o esmaltados y también con los tamaños de las plantas, mezclando cactus globulares y columnares, con flores y colgantes. Dentro de estos últimos, los senecios, schlumbergera (por mencionar alguno), pueden asombraros de los pocos cuidados que demandan. Conseguiréis combinaciones muy interesantes.
  • Frutales: Aquí el abanico es amplio y encontraréis en el mercado planta que pueda permanecer en una maceta (como las fresas por ejemplo) o que sea necesario pasar a tierra para que tener fruto. Opciones hay muchísimas: Frutales de hueso, tropicales, cítricos…

Hablando de cítricos, ¿Quién no necesita un limón en verano? Los cítricos son muy demandados para este tipo de decoración, depende del espacio del que dispongáis ¡Claro está! Considerar una notita de las mías que os digo en voz baja: me encantan los limones, porque además hay variedades de más de una producción al año. ¿Te imaginas dejar de comprarlos y consumir vuestra propia cosecha? ¡Lo que vais a ahorrar!

  • Palmeras. Otra opción a considerar, principalmente si queréis emplazar vuestro espacio a un paraíso. Hay también de muchas clases, pero os aconsejo elegir palmas que no sean muy duras y evitar que los niños o mayores se pinchen.

Me detengo aquí, no voy a ampliar ni describir los cientos y cientos de opciones que podéis barajar. Pero si me gustaría que este momento os sirviera de inspiración y os animara a proyectar lo que necesitáis, lo que os apetece, pues en breve tendremos el buen tiempo instalado en todo el país y será momento de deteneros de nuevo, pero esta vez para DISFRUTAR.

Desde Rachelandco, nos ponemos a vuestra disposición para lo que necesitéis, resolver las dudas que sepamos y compartir nuestra pasión por las plantas.

¡Hasta la próxima!